“Mi familia y yo recibimos la atención médica gratuita que necesitábamos”

“Mi familia y yo recibimos la atención médica gratuita que necesitábamos”

E-mail Imprimir PDF

sabrina arriagaSabrina Arriaga de 60 años es oriunda de Babahoyo y está a cargo de sus 21 nietos. Lamentablemente su situación económica no le permitía brindarles la atención médica que ellos requerían. Gracias a la acción oportuna de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, los pequeños son atendidos de manera gratuita en el Hospital de Niños Dr. Roberto Gilbert Elizalde. Además ella y su hija, Aracely, también reciben, sin costo, el tratamiento a sus enfermedades en el Hospital Luis Vernaza.

Sabrina vela completamente por el bienestar de sus 21 nietos, a quienes ve como sus hijos. Todos ellos a su corta edad, ya han conocido el lado amargo de la vida pues 11 de ellos son huérfanos. "Uno de mis hijos murió por un accidente de tránsito, a mi otra hija la mato el esposo, mi otra hija falleció por una enfermedad incurable y la otra se suicidó", cuenta con profunda tristeza.

Al ver que su hogar "se caía a pedazos", Sabrina se sentía desesperada. "No sabía qué hacer, algunos de mis nietos necesitaban atención médica y al no tener recursos era imposible hacerlo", dice.

Los medios de comunicación RTS y Ecuavisa, mostraron la historia de Sabrina. Fue por medio de ellos que la Junta de Beneficencia de Guayaquil conoció el caso y de inmediato movilizaron a un equipo multidisciplinario hasta a la casa de esta humilde familia para extenderle una mano. "Me han ayudado incondicionalmente, se han hecho cargo de mi salud en el Hospital Luis Vernaza, también la de mis nietos y mis hijas, es maravilloso", resalta Sabrina.

Araceli, de 21años, hija de Sabrina recuerda que "cuando llegamos a Guayaquil a los niños de inmediato los llevaron al Hospital de Niños Roberto Gilbert, los examinaron muy bien. A mi hijo le detectaron neumonía, lo ingresaron por 5 días, le hicieron muchos exámenes, terapias. Algunos tienen anemia, tos y gripe y también los están atendiendo. Los médicos y las enfermeras, se han portado excelente, se preocupaban por nosotros en cada momento, nos atienden muy bien".

Esta joven afirma que "el Hospital Luis Vernaza y el Roberto Gilbert, nos han ayudado en todo, porque nosotros no tenemos dinero, ya que no tenemos trabajo. Pero aquí no gastamos ni en los pasajes, porque la Junta nos cubre todo, hasta el almuerzo cuando nos quedamos hasta tarde, nos dan medicina, vitaminas, remedios, nos derivan a la especialidad que necesitemos sin pagar nada. Estamos muy agradecidos con la Junta de Beneficencia de Guayaquil, porque nos han ayudado mucho, los niños están contentos, se sienten sanitos, mil gracias".

Share
 

Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro boletín mensual